Portada Internacional Pensamientos y acción para la conservación de las especies

Pensamientos y acción para la conservación de las especies

Yehan Perdomo

Esta década la inauguramos en un mundo con confinamientos y cuarentenas en ciudades enteras, confinados en la seguridad de nuestro hogar para evitar el contagio y detener la propagación del Covid-19. 

Casualmente en mi tiempo de aislamiento (por varios meses en Cuba), buscando algo para leer en las redes sociales, me encuentro esta publicación sobre el cierre de un Zoológico.

Esa nota me dió vueltas en mi cabeza y me llevo a reflexionar de cómo debía ser la vida de aquellos animales encerrados en jaulas, que no ha sido sólo de meses, sino de toda una vida y que a diferencia de ellos, yo estaba en la comodidad de mi casa junto a mi familia.

Tal vez, y con razón algunos pensarán, que es preferible tenerlos en un Zoológico o un refugio a pesar de no contar con los cuidados y condiciones necesarias para su preservación a que sean un número más de las estadísticas de restos encontrados por guardabosques, después del paso de cazadores furtivos. O mejor conservarlos vivos en cautiverio a ser parte de una colección, un objeto embalsamado de un museo o cualquier otro lugar para quedar como un recuerdo que estuvieron alguna vez sobre la Tierra.

A caso pregunto, ¿nos hemos puesto a pensar en aquellos animales que están en cautiverio en una pequeña urbe en cualquier país de América Latina y del Caribe? ¿Los que no tuvieron la buena suerte de ser parte de una institución famosa o renombrada del primer mundo o que no esté enclavado en una urbe populosa, o peor aún, en países pobres como Haití? 

No todos los Zoológicos del mundo cuentan con los recursos económicos para ofrecer buen trato a los animales.

Esos lugares mencionados, que no cuentan con el apoyo de alguna ONG o fondos públicos o privados que garantizen el cuidado, mantenimiento y preservación de las especies, se ven limitados para garantizar el desempeño de todo el personal (voluntarios y trabajadores).  

De igual manera, resultaría peor contar con los fondos financieros y no emplearlos correctamente en el bienestar y cuidado de esos animales y preservación de esos centros.

Resulta una labor importantísima fomentar en la sociedad una conciencia ecológica generalizada sobre su cuidado y preservación, ya que debe ser un trabajo de todos. En este objetivo caben todos aquellos que laboran en dichas actividades y aquellos que disfrutan la visita a los animales en cautiverio.

De no establecerse el control, la protección adecuada y el cuidado animal en todas las naciones, muy pronto se notará la extinción de numerosas especies y quedarán un número menor para aparear, reproducir y procrear. Alcanzando el aumento de las cifras de ejemplares.

En respuesta a la interrogante de mi publicación ¿sería mejor para las especies mantenerlos en cautiverio de por vida, aunque sea en el peor de los casos sin las condiciones necesarias, a dejarlos que sobrevivan en su habitat natural monitoreando su espacio vital o dejarlo a merced de los elementos de la naturaleza, así como, de sus depredadores naturales y de la depredación despiadada del hombre?

Cualquiera de las opciones tendrá que verse vinculada la participación consecuente de los seres humanos ya que los animales forman parte del ecosistema y se relacionan con el mundo en que vivimos. Cuidarlos, atenderlos y preservarlos es nuestra obligación moral por el daño que hemos causado. Queremos que futuras generaciones puedan contar con la presencia de la mayoría de las especies que habitan hoy en la Tierra.

Una meta para la humanidad, es alcanzar un Ambiente Sostenible, en que todos los humanos se adapten a vivir y convivir con el resto de las especies, y que las mismas vivan, esa sería la clave de la preservación de la mayor cantidad posible de animales a nuestra forma de vida.

Puedes ayudar de muchas maneras a la conservación animal.
Visita la página https://www.worldwildlife.org/initiatives/wildlife-conservation

Artículos relacionados

Comente