Portada Economía Cryptomonedas, el futuro del dinero electrónico

Cryptomonedas, el futuro del dinero electrónico

Alberto Gonzalez

En los últimos años ha surgido una palabra muy popular en los medios relacionados a los sistemas financieros, criptomonedas. Pero alguna vez te haz preguntado ¿qué son y en què nos benefician en comparación con las monedas tradicionales?

Las criptomonedas son una forma de dinero digital que te permite comparar bienes como cualquier otro tipo de moneda, sin embargo, muchas personas intercambian las criptomonedas como si fueran algún tipo de activo como las acciones o los metales preciosos. Sin embargo la inversión en estas es riesgosa ya que la mayoría de ellas son monedas descentralizadas que no tiene el respaldo de ningún gobierno.

La criptomonedas, a diferencia de las divisas emitidas por los gobiernos, están basadas en la tecnología Blockchain. Esta tecnología fue presentada en 2009 por un programador anónimo con el alias de Satoshi Nakamato[1], el cual presentó Bitcoin, la primera criptomoneda que utilizaba esta tecnología que se basa en  transacciones punto a punto sin la intervención de una institución financiera.

El blockchain es como un libro de contabilidad abierto y distribuido entre varios usuarios alrededor del mundo, el cual guarda las transacciones en líneas de código. Estas líneas de código están basadas en una estructura de datos cuya información se agrupa en conjuntos (bloques). Estos bloques de información se generan cada vez que se lleva a cabo una transacción, y una vez que el bloque se genera se une al bloque anterior, formando una cadena de bloques. De esta forma, gracias a técnicas criptográficas, la información contenida en un bloque solo puede ser desechada o editada modificando todos los bloques posteriores. Gracias a la tecnología Blockchain las criptomonedas presentan los siguientes beneficios[2]:

Integridad: La transferencia de dinero hecha por las instituciones bancarias están validadas por ellas mismas, lo que puede llevar a errores y fraudes ya que el dinero puede existir en dos puntos al mismo tiempo. En el caso de las criptomonedas la confianza es intrínseca, esto se debe a que el algoritmo de Blockchain utiliza su red de usuarios y la criptografía para generar un sistema de consenso autónomo (tan bueno o mejor que un usuario externo al sistema), que evita el problema de duplicidad de dinero y de errores en las transacciones.

Distribución de la información: Cualquier institución (gobierno o instituciones privadas) con una base de usuarios y que base sus operaciones en el uso del internet tiene el poder de eliminar usuarios o implementar cambios en la plataforma sin el consentimiento de las personas que usan sus servicios. En las criptomonedas descentralizadas esto no es posible ya que su red se encuentra distribuida entre sus usuarios, sin punto de control. Ningún usuario por si solo puede apagar el sistema. Y si alguien logra eliminar a un individuo o grupo el sistema seguirá funcionando.

Seguridad: Las transacciones por medio de internet están expuestas a una serie de amenazas como pueden ser hackeos, robos de identidad, fraude, etc. Y las instituciones bancarias no se especializan en seguridad sino en ofertas mejores de servicios financieros por lo que son presas de ataques informáticos que pueden finalizar en la pérdida del mismo o información de sus usuarios.  En el caso de las criptomonedas las medidas de seguridad están integradas a la red. Además, proveen confidencialidad y autenticidad. Esto es posible debido a que cualquiera que participe debe de usar los métodos de encriptación de la red (no existe la posibilidad de omitir el uso del cifrado criptográfico de la información) haciendo sencillo identificar al usuario que haya intentado engañar a la red.

Privacidad: Es importante que los usuarios mantengan su privacidad y tengan el derecho de controlar su propia información personal. La falta de privacidad en el mundo digital es un gran problema hoy en día, ya que en cualquier sitio de internet puede acumular una gran cantidad de información confidencial de los usuarios que utilizan sus servicios y compartirlos con quien ellos quieran. Eliminando la necesidad de confiar en los demás usuarios, el uso de criptomonedas no requiere que se conozca la identidad de otro usuario para interactuar o llevar a cabo una operación con él, esto conlleva a que no sea necesario proporcionar información personal por parte de los usuarios.

Inclusión: La llegada de Internet generó oportunidades para muchas personas para integrase al sistema financiero y generar una repartición del dinero más eficiente reduciendo las barreras de participación. Sin embargo, las personas con menos recursos aún tienen que enfrentar ciertos obstáculos, como lo es tener una cuenta bancaria, prueba de residencia en algún país, el pago de comisiones por hacer transferencias o pagos entre instituciones nacionales e internacionales. Estos problemas se solucionan en gran medida a que la red se encuentra distribuida entre los usuarios haciendo innecesario el presentar información personal del usuario y la interacción de terceros para mediar las transferencias de las personas.

[1]          S. Nakamoto, «Bitcoin: A peer-to-peer electronic cash system,» Manubot, 2019.

[1]          S. Nakamoto, «Bitcoin: A peer-to-peer electronic cash system,» Manubot, 2019.

[2]          D. Tapscott and A. Tapscott, Blockchain revolution: how the technology behind bitcoin is changing money, business, and the world. Penguin, 2016.

Artículos relacionados

Comente