Portada OcioArteLiteratura Y ahora, algo de ciencia ficción: «La vieja Guardia»

Y ahora, algo de ciencia ficción: «La vieja Guardia»

Sandra Tamez

Hace poco entré en una librería pidiendo que me recomendaran algo de ciencia ficción y quien me atendió, muy atinadamente me recomendó un libro de John Scalzi, escritor y ex periodista. Investigando un poco sobre él, me entero que tiene más de 15 libros escritos desde 2005, ha ganado el premio Hugo y también tiene un blog llamado “Whatever”.

En “La vieja guardia”, nuestro protagonista John Perry que vive en Ohio ha decidido enrolarse en las FDC (Fuerzas de Defensa Coloniales). Estas fuerzas dirigen y protegen la expansión colonial humana en el universo y defienden también a la raza humana de razas alienígenas enemigas. La edad mínima para alistarte es 75 años, bajo la promesa de que serás rejuvenecido y si bien en la tierra te considerarán muerto, lo que dejas atrás comparado con la vida de juventud y aventuras que te espera, conservando la madurez y los conocimientos de estos 75 años es buen gancho para que la mayoría de las personas consideren que vale la pena y se sigan enrolando. Por supuesto, conforme vas leyendo te vas dando cuenta de que la realidad no resulta tan sencilla como parece.

Cuando me adentro a una novela de ciencia ficción, la primera premisa es aceptar que el universo funciona del modo que te lo está diciendo el autor, y la ventaja con este libro es que no se mete en explicaciones profundas sobre por qué las cosas pasan de esa forma. Lo que nos da son explicaciones entendibles y con una propuesta con buenas bases, de esta manera aceptamos que en el universo en el que nos estamos adentrando las cosas funcionan tal como nos cuenta. 

Conforme pasas las páginas vas encontrando que John Scalzi nos expone diversas situaciones de lucha interna y externa. Nos muestra este lado humano en donde la experiencia de ser un joven de 75 años, con capacidades que antes no tenías y enfrentando duras batallas contra estas fuerzas alienígenas, te lleva a aceptar los hechos con el dolor correspondiente aunque sin dramas innecesarios. Son relaciones humanas que comienzan de una forma algo más madura, amistades y equipos que trabajan como tal.

Y si de pronto como lector llegas a considerar el momento de paz, también entra en esa situación y la resuelve de gran manera. Además plantea de una forma fantástica el modo de comunicación entre todos los miembros del equipo que luchan juntos, y me recordó cómo muchos estamos algo obsesionados por el funcionamiento del cerebro.

En un momento el libro da una vuelta interesante, sin caer en spoilers diré que lo que plantea a poco más de la mitad del libro es igual de interesante, la diferencia entre alguien que ha sido creado y quien ya ha “nacido” así me pareció genial.

Sobra decir que ha sido un libro que me gustó mucho y que les recomiendo a todos los amantes de la ciencia ficción y a quien apenas se está adentrando en este universo literario. Es cierto que me acerqué a la librería buscando un libro que no fuera una saga como las que tanto han salido ahora, sin embargo agradezco haber conocido a este autor y ahora la tarea será leer todos los que siguen para saber qué camino toma John Perry después del final que nos dejó en este libro.

Artículos relacionados

Comente