Portada OcioArteLiteratura “El mentiroso” de Mikel Santiago

“El mentiroso” de Mikel Santiago

Sandra Tamez

Abro los ojos ¿y qué veo?
Una cara. Dos ojos negros, fijos, sin brillo.
Un hombre me mira, quieto, en el suelo.
¿Está muerto?

Alex ha despertado en una fábrica abandonada junto al cadáver de un hombre y cerca de su mano una piedra con restos de sangre. Cuando huye, decide tratar de reconstruir él mismo los hechos, sin embargo, tiene un problema: apenas tiene recuerdos de lo ocurrido en las últimas cuarenta y ocho horas. Y lo poco que sí sabe, es mejor no contárselo a nadie.

Con esta introducción nos es presentada esta novela que de principio me recordó la primera escena de la película “Saw” pero es lo único en lo que se le parece ya que nuestro protagonista huye de la escena del crimen con una herida grave que lo lleva al hospital en donde al despertar se le declara una amnesia que se le va quitando poco a poco y nosotros nos vamos enterando de las historias de su vida que nos hacen entender por qué no recurre a la policía desde el principio.  

El desarrollo de la investigación de Alex nos lleva a conocer a los habitantes de este pueblo costero del País Vasco, en donde los acantilados y las casas antiguas con grietas y en peligro de caer también forman parte de la historia. Ya había leído previamente que los personajes de este libro eran poco especiales y fáciles de olvidar y no puedo estar en mayor desacuerdo, ya que sin necesidad de darle a sus personajes un pasado misterioso ni lleno de intriga, es un pasado tan creíble como el que podría tener cualquier otra persona, y no por eso deja de ser interesante, al contrario, para mi fue ver a un grupo de personas como esas a las que podemos conocer en nuestro día a día. No necesitamos figuras con características especiales o un pasado lleno de misterio para poder decir que es más valioso como personaje.

Esta novela es un thriller con una velocidad y agilidad que se agradecen, ya que no se detiene en detalles excesivos y el autor nos presenta a los personaje de tal forma que llegamos a conocer la historia de cada uno de ellos sintiéndonos en su lugar, entendiendo las razones del actuar de cada uno de ellos, y conforme pasamos las páginas, la historia nos absorbe al punto de no querer dejar de leer.

Mikel Santiago me ha devuelto la confianza en los autores españoles de thriller o novela negra. Ya me había encontrado con dos libros que si bien tenían una historia interesante, el desarrollo iba perdiendo fuerza conforme pasaban las páginas y algunas formas de describir a los personajes se volvía repetitiva; en este caso no es así.  Lo cierto es que esta misma emoción me pasó al leer las primeras novelas de los otros autores, así que ahora me daré a la tarea de leer alguno de sus otros libros para ver si no es la misma fórmula repetida y ya les estaré contando.

Mientras tanto les recomiendo que se adentren en esta novela para que pasen un rato interesante de lectura, y se enteren de la la historia de Alex y toda su gente, en este pueblo donde todo puede pasar, sobre todo ese final que estoy segura te hará sonreír al sentir esa emoción que toda sorpresa nos causa.

Artículos relacionados

Comente