Portada OcioArte México y el cine: la plasticidad narrativa de Roberto Gavaldón

México y el cine: la plasticidad narrativa de Roberto Gavaldón

Miguel Montiel

El cine es parte fundamental de la cultura y memoria de México. Las películas dan cuenta de los muchos rostros que ha tenido, tiene o pudiera tener un país. Esta serie de artículos pretende brindar a los lectores una panorámica de México y su continua transformación.

Esta semana, nuestro recorrido cinéfilo nos sitúa en 1960, año en el que Roberto Gavaldón estrenara Macario

Sinopsis: Macario, un aldeano sumamente pobre que tiene esposa y varios hijos, se dedica a vender leña en el pueblo. Harto de una vida de privaciones y apuros, manifiesta que su mayor anhelo es poder comerse él solo un pavo, sin tener que compartirlo con nadie. Su esposa, confidente de tan profundo deseo, un día roba uno de la granja de una familia rica. Cuando Macario se dispone a comérselo, Dios, el Diablo y la Muerte se le aparecen para pedirle que lo comparta. (FILMAFFINITY)

Crítica:

“Su encanto reside en la alegría con la que pasa de ser una historia solemne y triste sobre la miseria y la futilidad a una comedia animada, sazonada con observaciones ingeniosas, que a su vez se vuelve una historia cómica de terror.”

Bosley Crowther: The New York Times

“Combina realismo mágico y elementos del folclore del movimiento indianista de Mexico logrando resultados que son a la vez cómicos y emotivos.”

Andrea Gronvall: Chicago Reader

Artículos relacionados

Comente